Utiles inútiles



Año de la publicaión / Year

2009

Precio / Price

2€



In-utiles

Útiles inútiles *

Exjertos F

2009

 

El dibujo es la principal máquina de pensamiento arquitectónico. Aunque las ideas sean colectividades abstractas, necesitan el aspecto gráfico para que adquieran la corporeidad estrictamente arquitectónica. Como un dispositivo, transmiten las intenciones que están bajo la definición de las formas.

“¿Por qué soy un artista y no un filósofo? Porque pienso según las palabras y no según las ideas.”[1]

Camus piensa a través de las palabras porque es escritor. Nosotros a través de las imágenes y de las cosas. Porque no hay ideas incorpóreas que deban ser traducidas gráficamente mediante mecanismos ajenos a ellas mismas, sino propiamente ideas visuales.

La arquitectura trata de definir un orden, o un no-orden, entre los materiales que construirán el proyecto. Las imágenes y los dibujos son maneras de ver y de ordenar, por lo que existe una relación directa entre un estilo (o tipología gráfica) y el carácter del espacio resultante. Las maneras son, a la vez, síntomas y lenguajes.

 

Seguramente una característica continua de nuestro trabajo estaría en la producción en cada proyecto de un diagrama complejo que intenta recoger y poner en relación todos los datos del proyecto.

Son dibujos que normalmente no aparecen en las presentaciones de concursos, que no atraen a las publicaciones, que aparentemente no son generalizables, pero que para nosotros se han convertido en el instrumento de control del proyecto antes de la toma de decisiones formales. Los denominamos útiles inútiles.

Se trataría de dibujos que han evolucionado del concepto del diagrama, y que en algún momento incluso han tenido su misma caracterización (eran diagramas complejos), pero que con el paso del tiempo han adquirido su propia personalidad convirtiéndose en artefactos gráficos con entidad propia.

 


[1] Camus, Albert.- “Carnets, 2 (1964)”, en “Obras 4”. Madrid. Alianza. 1996. Pág. 212.